Recetas

Chutney de Kumquats

Chu…que ??? Kum…que ?? Vale, puede parecer raro la propuesta de esta receta, aunque confieso que yo no era consciente de que fuera rara. El otro día preparé esta receta y llevé un bote a la oficina para que mis compis lo probaran. Cual fue mi sorpresa cuándo una de mis compañeras, Sonia, me dijo que qué era eso, que de esa frase de tres palabras solo entendía el “de”. Justo a los pocos días fui al recién abierto parque Central de Valencia, donde han plantado varios árboles de Kumquat en la zona de huerta, y me encontré explicándole a una familia qué era ese fruto raro que parecía una mini naranja. Así que nada, expliquemos un poco que es esta cosa desconocida para algun@s que hoy propongo.

El Kumquat es un tipo de cítrico pequeñito que tiene la peculiaridad de que se consume entero, es decir, se come también la piel. Además, es característico porque la piel es mas dulce que el interior, que tiene un toque amargo, muy curioso. Viene de Asia y poco a poco está haciéndose un hueco en esta latitud, sobre todo como ornamental, ya que es muy fácil de cultivar en macetas (doy fe, en nuestra oficina así es como crece y está precioso). Se puede comer en crudo o preparar salsas y mermeladas o este chutney que yo propongo.

El Chutney es un tipo de salsa agridulce que se caracteriza por ser una mezcla de sabores dulces y salados. Es algo así como un medio camino entre las mermeladas dulces y los encurtidos. Es originario de la India y muy popular en lugares anglosajones, como Inglaterra. Seguro que los has visto en tiendas gourmet y/o en restaurantes porque se están poniendo muy de moda. La base de la receta son frutas y hortalizas, a las que se les añaden especias, vinagre y edulcorante. Todo ello se cocina a fuego lento hasta que queda con una consistencia tipo confitura, blanda, pero con trocitos de fruta visibles. 

Resumiendo, es peculiar, y quizás no le guste a todo el mundo, a mi sí, es una explosión de sabores y en pequeñas cantidades creo que da un sabor espectacular. Suelen usarse acompañando a carnes y pescados, pero yo lo propongo usar para acompañar el seitán, en tostaditas de pan o para modificar ligeramente y potenciar el sabor de algún guiso o estofado. 

Tiempo de preparación: cortar y limpiar de semillas los kumquats 20 minutos, cocerlas 60 -80 minutos, así que tiempo total son unos 1,5-2 horas, dependiendo de la cantidad de Kumquat que prepares y de cómo te guste que quede, más cocinado o menos.

Ingredientes (para1 kg de kumquats):

  • Kumquats
  • 2 cebollas medianas
  • Un puñado de pasas
  • Un trocito de jengibre en láminas
  • Una ramita de canela
  • 1-2 guindillas cayenas
  • Y cucharadita pequeña de pimienta
  • Medio vaso de zumo de naranja
  • Medio vaso de vinagre de manzana
  • 4 cucharadas de melaza de arroz
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

Ingredientes

Utensilios:

  • Cuchillo y tabla para cortar
  • Cuchara de madera
  • Olla con su tapa

Utensilios

Preparación:

  1. En primer lugar, cortar los kumquats a la mitad y quitar las semillas que encontremos. 
  2. Cortar la cebolla al gusto, a mi me gusta a medias lunas.
  3. Poner la olla a calentar y, una vez caliente, añadir el aceite y la cebolla.
  4. Añadir sal al gusto y pochar 5-10 minutos, hasta que la cebolla se vea transparente.
  5. Añadir los kumquats, el vinagre de manzana, el zumo de naranja y el resto de los ingredientes.
  6. Cuando el líquido llegue a ebullición, bajar el fuego al mínimo y cocer así, tapado y a fuego lento hasta que tengamos la textura que nos guste.

Chutney de Kumquat

Cosas a tener en cuenta:

  • En el caso del chutney las posibilidades son infinitas cuando lo preparamos en casa, ya que podemos poner o quitar todo aquello como nos plazca. 
  • ¿Qué podemos usar como base?: mango, manzana, piña, melocotón, cebolla, berenjena, tomate, etc. 
  • ¿Qué podemos usar como especias?: canela, jengibre, pimientas varias, granos de mostaza, guindilla, curry, cardamomo, clavo, etc. 
  • ¿Qué podemos usar como edulcorante?: suele usarse azúcar moreno, aunque yo lo descartaría y usaría otro tipo de edulcorante, de forma ideal melaza de cereal, si no algún sirope de agave o panela, mucho menos procesados que los azúcares de la remolacha. 
  • Podemos usar también vinagre de vino si no tenemos de manzana.
  • Si hacemos mucha cantidad (lo que yo he hecho) podemos hacer botes de conserva pequeños y guardarlos. Si la conserva está bien hecha pueden durar varios años sin problema.

Así que ahi está, una receta distinta con la que sorprender a los paladares…¡a disfrutarla!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s